WellCareMedicalCentre.com

De la médula ósea, la placenta, el cordón y la córnea

nbsp; La médula ósea es una sustancia gelatinosa, suave, de color amarillo rojizo, que se encuentra en el canal medular de huesos largos o planos. Tiene una función hemopoyética; de hecho, produce las células sanguíneas. Existen dos variedades de médula ósea, una actividad funcional grande rojo y un amarillo rico en células de alto contenido de grasa.

La placenta es un órgano que se desarrolla durante el embarazo, se adhiere a la pared del útero y permitiendo intercambios metabólicos entre la madre y el feto. A partir de ella se bifurca el cordón umbilical.

La Sangre del cadena umbilical que durante nueve meses nutre al bebé en el útero es rica en células madre, o aquellas células que producen los glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas, las mismas contenidas en la médula ósea e indispensables para el tratamiento de la leucemia, tumores sanguíneos. La leucemia se cura primero con la quimioterapia y, en casos donde esto puede ser ineficaz, con el trasplante de médula ósea y ahora también con la de la sangre de la placenta.

La operación de muestreo es muy simple y se lleva a cabo ya sea en partes espontáneo que en las cesáreas. La sangre se retira una vez que se ha cortado el cordón umbilical y el bebé se ha separado físicamente de la madre y se lo ha administrado al neonatólogo. La vena umbilical se canula y se permite que los contenidos fluyan a un saco estéril.
Una operación muy simple que debe realizarse en 15 minutos: la sangre de la placenta se usa para coagular. Se presenta ningún riesgo ni para el niño o la madre, pero le permite recuperar este material precioso que de otro modo sería lanzado.

La sangre una vez que el cultivo ha de ser transportado al laboratorio de la placenta Banco para ser procesados ​​dentro de las 24 horas a la tasa Si el resultado de la prueba es favorable, espere seis meses para un mayor control de la madre y, finalmente, la unidad se convierte en parte del banco y los datos se ingresan anónimamente

El primer trasplante fue realizado con éxito por prof. Gluckman en 1989 en un niño afectado por una forma particular de anemia.
Se usó la sangre recogida en el nacimiento del hermano pequeño, la sangre era perfectamente compatible.

En 1992, el primer banco
de sangre placentaria.

En 1993 se realizó el primer trasplante pediátrico utilizando sangre placentaria no consanguínea.

En Italia desde el '94 hasta hoy se han realizado más de sesenta trasplantes. En este momento hay seis bancos que tienen personal especializado para la recolección, clasificación y conservación de unidades placentarias.
Los bancos están controlados por Grace, una organización que verifica el funcionamiento de las estructuras, asegurando la calidad de la sangre


La córnea es la membrana anterior transparente del ojo. Permite que los estímulos visuales penetren en el ojo, estimulen la retina y luego "vean". Si se vuelve opaca o altera su curvatura natural, causa una enfermedad traumática, como una herida o una quemadura, pierde la visión, que solo puede recuperarse reemplazando la córnea enferma con una sana. Este último solo puede provenir de un donante.

Como no tiene vasos sanguíneos, el tejido corneal goza de una especie de privilegio desde un punto de vista metabólico e inmune. La historia de su trasplante no faltan, sin embargo, de fallas, así como de experimentos que hoy te hacen sonreír. Cuando, de hecho, a finales del siglo XIX se produjo el primer intento de sustituir la córnea enferma, estamos acostumbrados a la idea de aplicar un vidrio de reloj.

En Italia la donación de córneas se rige por la ley que proporciona 301/93 el consentimiento por escrito de los familiares y el retiro solo después de la determinación de la muerte, sin embargo, dentro de las primeras 12 horas. El asentimiento de la familia es preponderante sobre la voluntad expresada en la vida por el difunto.
No hay límites de edad para el donante y las córneas de las personas con problemas de visión como cataratas o miopía también se pueden utilizar. En el caso, en cambio, de una persona que padece SIDA o hepatitis B o C, no es posible retirarse. En el caso de la muerte de un miembro conjunto hospitalizado, el procedimiento a seguir es simple: simplemente muestre la voluntad de la donación al personal médico del departamento y firme un acuerdo por escrito; será el personal para asesorar a los oftalmólogos del nosocomio.Top
Ver También